También conocido cómo Organo-Metal, es un innovador recubrimiento no electrolítico libre de metales pesados cómo Mercúrio, Cádmio o Cromo.

Su base en Zn y Al, formando una capa laminar catódica gracias a su procesamiento térmico a temperaturas seguras para la microestructura de hierros, aceros y fundiciones por su curado ente los180 y 250OC. La especificación ASTM F1136 plantea capas de recubrimiento entre 16 y 40 g/m2.